¿Escribir sobre qué?

Todo aquel que se haya sentido atraído por el arte de escribir, sin duda; ha tenido que vérselas con ésta interrogante.

Como siempre, las posibilidades son todas o ninguna. Ya que esta clase de emprendimiento nos lleva a encontrarnos con mayores disyuntivas que finalmente serán resueltas por la acción o la omisión que decidamos realizar.

Bien puedo traer a la luz todas esas historias recurrentes que tengo guardadas en los archivos que pueblan mi imaginación o dejarlas simplemente ahí, donde están. Vivas por una parte o inertes en las sombras de mi pensar.

¿Qué intención o temática sería la más idónea para complacer a la musa que subyace detrás de estas letras que me encuentro aquí redactando?

Versar sobre ficción, sustentarme en una novela paradisíaca, criticar el sistema que me rodea, firmar con mi nombre o hacer uso de un seudónimo, maquillar la verdad o tergiversarla a diestra y siniestra, especializarme en un tema que hable de sexo, moral y malas costumbres, son temas que por sí mismos, relucen ante mi divagar como afluentes valederos sobre los que quizás podría establecerme y así fluir en una incontrolable decantación.

O tal vez, sin desearlo conscientemente, me halle sublimando todo lo que he escrito como otrora hiciera y borre cada palabra para comenzar de cero; sabiendo que la renovación constante es una ley que nos impone el mismísimo Universo por lo que enviar cada frase, pensamiento o reflexión al silencio eterno que ofrece la nada, tiene sentido.

¿Filosofías de un Lobo Estepario? ¿Clamores de un alma encarnada? ¿Un manual para hacer ver la estupidez como lucidez o mejor aún, hablar de amor evitando el sufrimiento que éste representa? 

No es fácil esto, de escribir. – Dice esa voz interior que por siempre me acompaña.

¿Quizás el problema no sea la pretensión de lo que risueñamente deseo expresar sino la interpretación que oscilará en la mente de esa otra persona que repare en mis disertaciones y culmine más entumecida que los avatares de su autor?

¿Sobrevendrán de nuevo los adjetivos de antes? ¿La indiferencia fusionada con la incomprensión? ¿Brillará la insensatez o la hidalguía?

¡Oh, tierra de confusión! – ¡Heme aquí pasando por la misma coyuntura que me una vez me hizo desistir!

Sinceramente no puedo dejar de percibirme como esos depredadores que no dejan de ser insistentes y que no quieren abandonar la presa que una vez los cautivó, así les haya matado.

Misticismo, romance, física, practicidad, tópicos ligeramente entremezclados con algo de filosofía para no dejar nunca por fuera la vertiente más aleccionadora de todas que no es otra que la de trascender en vida a la muerte que muchos temen.

¿Total?

Simplemente quiero escribir sin soslayar en los estilos, prosas y versos con la que algunos de mis pares se explayan sin mirar atrás.

No soy un libro ni las páginas que le siguen, puesto que también, soy una historia viviente de las que no aspiran alcanzar ninguna forma de inmortalidad.

Palabras al viento y estas hojas en blanco que en lo sucesivo puede que tengan el poder de sustraerme de mi idílica realidad; y aquellas otras que a manera de novelas comenzaré a escribir para sacarlas de su inextricable silencio.

esTepaRius

Fuck The System

hand

Se adviene el mundo de la tecnología con todos sus vislumbrates accesorios a colmar de belleza, la inerte realidad de los homo sapiens que todavía aún somos.

Teclados fantásticos para quienes saben escribir y engorrosos para aquellos que no tienen idea de lo que están diciendo.

Un sistema de programación que conduce a las personas a su inmediata aniquilación sin considerar jamás sus posibles incidencias.

Un sórdido lenguaje que viene siendo reemplazado por figuritas, memes y frases prefabricadas que se encargarán de ilustrar nuestras insípidas fachadas.

Una selfie más, otro comentario que se copia y se pega en cuestión de segundos, un estúpido sígueme porque estoy destinado a ser seguido como todos hacen en esta desvirtuada realidad virtual.

Un grito de auxilio porque alguien no logra despegarse de su amado artefacto electrónico que le brinda la posibilidad de convertirse en una figura con arraigo popular.

Un guerra inducida para hacerte de un espacio entre los miles de millones de mensajes que se publican a diario.

Quiero likes, retweets y comentarios halagadores para crecer como un autómata llevado por mi ego que se encuentra ligeramente distorsionado.

Fuck the System.

Hoy en día no hay comunicación.

La gente se hizo de una liquadora y nunca se detuvo a leer el manual de instrucciones que lo acompañaba.

Solo cuentan las primeras impresiones y la acción sin reflexión que satisfaga nuestro gran vacío interior del que rara vez alguien habla.

Causas que se han extraviado en medio de toda esta alharaca que te informa de todo y que al terminar el día, te has enterado de 500 cosas pero que sabes muy en el fondo de ti, que no has aprendido bien, nada de nada.

Toda una vida artificial que la electrónica se ha encargado de insuflar.

Respira, saca a pasear el animal que eres.

Hecha a un lado por una temporada toda esta pobreza intelectual.

Mira a ver si eres capaz de tomar una pluma y recordar como era tu caligrafía antes de que se te haga demasiado tarde.

Recuerda que no debemos confundir la evolución con nuestros artificios emancipados de salvajadas.

FTS

esTepaRius

M30

Hell

Venezuela es un infierno no porque tengamos un gobierno inepto en el poder sino porque mucha gente no comprende el desafío que comporta confrontarlo.

Se trata de una herencia cultural viciada y sórdida que se encuentra sumergida en la vanidad que ha sido exacerbada por el sistema en la que unos sacian con su ignorancia, la complacencia que sienten al percibir que su particular podredumbre se ha venido extendiendo, cuales demonios que solo jalan hacia abajo y otros; que nos encontramos siendo desafiados para ver de que estamos hechos.

En fin; se requiere de coraje para salir y vérselas con las figuras de autoridad en contraste con aquellos que se limitan a ser unos simples seres autómatas (igualmente ímprobos) que se resguardan detrás de un teclado para hablar sandeces, desprovistas de sindéresis e incapaces de poner en riesgo sus intereses como si esto les fuese a beneficiar de alguna forma sin abandonar nunca su patética e inocua zona de confort; por lo que entiéndase que se les ve y se les aprecia tal como lo que son.

Entreguistas de un país cegado por la corrupción, del dinero fácil, del malandraje; inundado por igual de retóricas románticas utópicas y con una gran cantidad de Venezolanos apáticos, silentes y en exceso hipócritas, incapaces de percibirse así mismos como la m….. que son. Ímprobos de hacer algo para producir algún pequeño cambio y a quienes simplemente se les pide que si no están presentes para contribuir en una transformación pues coño, ardan en otra paila que por aquí todavía quedamos algunos quienes aún estimamos que podemos hacer algo en beneficio de la totalidad.

En síntesis, si no eres parte de la solución pues formas parte del problema por lo que anúlate, desaparece, huye y deja en paz a los que estamos resteados con nuestro rol en la sociedad y que para nada nos satisface ver a nuestros semejantes, el que estén lamiéndole los pies a quienes ostentan el poder y que éstos se jacten al ejercer el mismo.

Peace, love and Fuck U !!!

esTepaRius

¿Cómo saber quien nos borró de Facebook?

f1

Hay un mundo de personas a quienes les puede interesar este tema, así como hay cientos de miles; quienes simplemente desean saber quien los ha borrado de esta red por lo que esta reseña va dirigida a ellos.

El procedimiento es sencillo, no se requiere de aplicaciones externas que por lo general ocultan un malware detrás de ellas, se vence el secretismo que caracteriza a Facebook y todo lo que se necesitamos es planificarnos para tener nuestra data organizada hacia el futuro.

Paso 1 – Descargar una copia de tu Facebook a tu computador.

f2

Paso 2 – Descomprimir el archivo winrar que Facebook nos ha suministrado.

f3

Paso 3 – Abrir el archivo index en la carpeta donde descomprimos y abrir la lista de amigos.

f4

Paso 4 – Posar el mouse sobre toda la lista de contactos, control “C” para copiar y pegamos la misma en Excel.

f6

Paso 5 – Como Facebook no nos ordena nuestros contactos alfabéticamente, seleccionamos la celda y le indicamos ordenar de la A a la Z.

f7

Paso 6 – Guardamos nuestro archivo Excel como queramos ya que nos servirá para determinar en lo sucesivo ¿Quién nos ha borrado en caso de querer saberlo?

Ya que de ahora en adelante ante una desaparición de “contactos”, volvemos a repetir los pasos del 1 al 5 y pegamos nuestra “Lista de Amigos” actual y hacemos una simple comparación entre una y la otra.

f8

Si alguien no se encuentra presente es por dos posibles razones; o cerró su cuenta o nos borró. Si nos interesa determinar con precisión lo ocurrido, ingresamos a Facebook y buscamos a la persona.

Si se encuentra su perfil en línea es que la misma nos eliminó  y si observamos la pantalla de bloqueo (Página no disponible), accedemos a Facebook con una cuenta diferente a la nuestra, la buscamos y si aparece, es que esta persona claramente también nos bloqueó.

eSTeparIus

Metallica forever and ever

WordpressMetallica

Este post es simplemente para rendirle tributo a la madre de todas las bandas metaleras sin descalificar a ciento de otras más pero es que Metallica desde que apareció en nuestras vidas (al menos para este libre pensador) por allá en los años ochenta, marco un antes y un después; y por ello; no dejaré de tener presente su música en la cotidianidad de mis días.

En un mundo en el que predomina lo superficial, lo frívolo, lo inerte. Tener la oportunidad de darle play a algunas de sus canciones para olvidar al menos por un rato esta visión al saber que también hay otros que la confrontan es una experiencia harto satisfactoria y reconfortante.

¿Cómo suena lo qué piensas y sientes? 

A veces como el día que nunca llegó o como Unforgiven.

Cualquiera que sea la canción con la uno se identifique, de alguna forma ésta siempre nos hará recapacitar con una ligera sensación salvaje, devenida de nuestro mundo interior y gracias a este feeling, se re-alineará nuestra actitud ante lo que estemos viviendo.

Feliz, indomable e indómito al escuchar sus rifs en guitarra o como su percusión entra en acción en un ciclo de armonía difusiva es lo máximo que un fan puede experimentar y aún más cuando la gente que nos rodea no tiene la más remota idea de lo que estamos experimentando.

Wherever I may roam o Disappear

El resultado es el mismo. Háganme un espacio que por aquí voy transitando en medio de esta ciudad de concreto, cables y de rostros que no conozco.

Mis tataujes de pronto cobran vida, me siento orgulloso por haber marcado mi piel y llevar esta música impregnada en mi alma que por siempre me hará recordar de donde vengo y hacia donde voy.

Música de Lobos para Lobos, ni más ni menos. 

Forever and ever.

esTepaRius

Facebook, Infoxicación a la medida

Wordpresscocaine

Parte 3

En una oportunidad el celebre publicista Dave Ogilvy, tuvo la idea de contratar a unos expertos en hipnosis para ensayar un experimento de cómo podría ser manipulado un auditorio a través de una campaña publicitaria.

Pues bien; sus conclusiones fueron tan controversiales que las mismas lo llevaron a olvidarse de esta iniciativa por razones éticas y dio de baja a los profesionales que había contratado para nunca más plantearse tal iniciativa.

Claro está; ésta fue una decisión eminentemente personal que nos lanza a la siguiente interrogante:

¿Qué acerca de la empresa de Mark Zuckerberg?

Debemos entender que nada de lo que vemos en Facebook se encuentra ahí por casualidad. Ya que siendo un negocio que mueve millones de dólares al año, no dejaría nada al azar y nosotros (sus usuarios) somos su principal capital.

Es por ello; que al estudiar toda forma de vinculación que tengamos con esta red social, ésta tiene que ser evaluada bajo el contexto de que existe una manipulación de fondo que tienda a incidir en nuestras emociones, sentimientos, inquietudes e incluso en nuestra manera de pensar.

Es un hecho que toda interacción que tenemos actualmente con esta red y sus similares, alimentan una gigantesca base de datos Oracle que posiblemente se encuentre en algún servidor resguardado en el ártico para su constante programación.

Por una parte; se le hace creer al usuario que éste cuenta con su acostumbrada libertad de acción para interrelacionarse pero por la otra; quienes producen el código que hace que todo esto sea posible; no lo ven de esta manera.

Darse cuenta de la dinámica que aquí impera, no es una tarea fácil de dilucidar pero tratemos de darle respuesta a algunas preguntas simples como:

¿Quién visito mi perfil?

No lo se.

¿Por qué no puedo ordenar a mis contactos en orden alfabético? 

No lo se.

¿Por qué existe una opción para dejar de ver la publicaciones que comparte alguien pero no existe un limite para el total de publicaciones que pueda realizar esta persona? 

No lo se.

¿Por qué el contenido que elige el algoritmo Edgerank en mis notificaciones, siempre va a tono como mis hábitos de navegación? 

No lo se.

¿Quién pone a los 9 contactos que siempre están debajo de mi foto de perfil? 

No lo se.

¿Por qué al intentar cerrar mi cuenta, Facebook siempre me muestra a algunas personas que según dicen ellos, me extrañarán? 

No lo se.

¿Por qué al buscar nuevas amistades, esta red se encarga de vincularme con personas afines a mi estatus civil? 

No lo se.

¿Por qué (siendo esta la mayor de las interrogantes de este tema) no puedo organizar la información que me llega?

No lo se.

El asunto es que nos tienen donde ellos quieren que nos encontremos, sintiendo lo que estamos sintiendo y reaccionando sin pensar ante toda clase de estímulos que activan las áreas de placer que se encuentran en nuestros respectivos cerebros y como saben los expertos en esta materia, ésta maravillosa maquina puede ser influenciada, engañada, manipulada y engatusada a través de la realidad virtual que nos colocan por delante; y de la cual difícilmente lograremos sustraernos, ya que todo lo que percibimos para los efectos de nuestra asediada mente, se trata de estímulos tan reales como cualquier otro.

Digamos que en este instante, estoy viendo la selfie de alguien.

¿Por qué tendría que poner esta foto en duda? 

Ya a partir de momento; saldremos en defensa de lo que hemos aceptado como verdadero. Siendo ésta, una respuesta natural ante lo que pensamos nos resulta evidente pero que nos irá condicionando de manera muy sutil al ir acostumbrándonos a las informaciones que se nos vienen presentando.

¿Importa el momento, la frecuencia, la repetición y el mensaje en sí? 

Por supuesto.

¿Qué tengo que ver yo con la publicidad que acompaña a la imagen al desplegarla?

Ni idea.

Mientras que en otro contexto simultáneo, se no presentan interrogantes como:

Con que dispositivo tomó la foto el usuario ¿Con un Iphone o un Samsung Galaxy?

Iphone.

¿Esta una marca que está pagando por esta publicidad? 

No. Pero ya se encuentra siendo posicionada en mi mente.

¿A través de qué medio se subió la foto para luego ser distribuida? 

Instagram.

¿Esta empresa por casualidad le pertenece a Facebook? 

Si.

¿Puedo asegurar que este servicio es 100% gratuito?

No. Ya que tengo que costear un servicio que me brinde conexión a la Internet o valerme de la conexión de alguien que paga por el mismo.

¿Sabe cuántas cargas soporta una batería de litio?

5.000

¿De agotarse, compraría otra?

Si.

¿Le queda suficiente espacio en la memoria primaria de su flamante smartphone? 

No.

¿Por casualidad se encuentra éste saturado de aplicaciones? 

Si.

¿Compraría un nuevo teléfono que le ofrezca un mejor rendimiento hacia el futuro?

Si.

¿Sabe que la pantalla azul que tiene por delante le quita horas de sueño y lo expone a estados de vigilia?

Si.

¿A qué dedica esas horas? 

Pues a conectarme a …………….

Cerrando…

Sobrevendrán otras publicaciones que seguirán abordando esta interesante temática de manipulación de masas, llamada: Facebook